Sector tecnológico: Unitech inauguró sus nuevas oficinas en Tandil

“La apertura de estas oficinas se enmarcan en un plan estratégico de negocios”, sostuvo el ingeniero Aníbal Carmona, presidente y CEO de Unitech. 

La firma Unitech, experta en informatizar la gestión pública, concretó la apertura de sus nuevas oficinas en Tandil, que se suman a las que posee en San Luis, en Corrientes y en la Ciudad de Buenos Aires.
La inauguración de sus nuevas oficinas, como destacara NUEVA ERA, se concretó con la presentación un renovado software lab este juecves por la tarde, durante un acto en Rodriguez 550.

Unitech es una empresa que hace más de 20 años cuenta con su fábrica de software en Tandil, y su CEO, el Ing. Aníbal Carmona, es egresado de la UNICEN, la Universidad Nacional que tiene asiento en dicha ciudad.

Unitech desde sus inicios acompañó los emprendimientos de esta pujante comunidad, primero miembros fundadores de FUNIVEMP, la Fundación Universidad Empresa, pionera en la creación de polos y parques tecnológicos, y luego como miembro de la CEPIT, la cámara de empresarios de la tecnología de Tandil.

SATISFACCIÓN POR EL CRECIMIENTO SOSTENIDO

“Estamos muy emocionados con la apertura de nuestras nuevas oficinas en Tandil, en esta ciudad se gestaron las primeras versiones de nuestros productos, Tramix e Iurix, que nos convirtieron en la primera compañía en producir e implementar un GRP (Government Research Planning, ERP para Gobierno), con más de 15 mil usuarios en más de 150 tipos de organismos, y somos la primera empresa en producir e implementar un JRP (ERP de Justicia), con más de 10 mil usuarios en más de 400 dependencias” sostuvo el ingeniero Aníbal Carmona, presidente y CEO de Unitech, y destacó: “en Tandil tuvimos el primer centro de desarrollo de Unitech desde su fundación: yo estudié y me recibí en esa ciudad, donde la UNICEN tiene una excelente carrera, y fue una de las primeras en ofrecer Ingeniería de Sistemas en el país junto con la UBA en 1980”.
“La apertura de estas oficinas se enmarcan en un plan estratégico de negocios de Unitech en donde abrimos Soft Labs donde están las personas calificadas en desarrollo de software. Tenemos otro centro de desarrollo muy importante en el PILP de San Luis, y centros de servicios en Corrientes, Mendoza, Salta, Rosario, Santa Fé, La Plata y nuestra oficina central en Buenos Aires.” explicó por su parte Daniel Carmona, vicepresidente de Unitech, y agregó; “las oficinas de Tandil cuentan con 20 profesionales y están a cargo de la Ing. Maria Iraeta, Gerente de Fábrica de Unitech, egresada de UNICEN, que cuenta con gran experiencia en la dirección del desarrollo de sistemas y nos acompaña desde la fundación de nuestra compañía. Además de fabricar soluciones, en Tandil contamos con un área de I+D, a cargo de Leonardo Elissamburu, también egresado de UNICEN”.
“Con esta inversión, inauguramos en Unitech un nuevo concepto de oficinas que ya es tendencia en nuestra industria, conocidas como “lúdicas”, en el sentido que son oficinas descontracturadas y que invitan a la creatividad, al relax y todo lo que haga un buen clima de trabajo, que sin duda redunda en beneficio de los empleados y de la productividad” resaltó Aníbal Carmona, y concluyó: “tenemos la expectativa de llevar este mismo concepto al resto de las oficinas y centros de servicios de Unitech, ya que estas inversiones aportan y mucho a nuestro clima interno, y mejoran mas nuestra propuesta de valor para quienes son parte de nuestro staff”.

Aníbal y Daniel Carmona, durante la inauguración en Tandil.

Gobernanza, una clave en el desarrollo tecnológico de Tandil

El Municipio como gestor de un escenario participativo. Esa es la visión desde la Secretaría de Desarrollo Económico Local.

Hace ya varios años que el Municipio de Tandil, a través de su Secretaría de Desarrollo Económico Local, ha decidido guiar sus acciones, en dinámica relación con el sector privado, a través de un modelo de gobernanza.

El mismo contempla no sólo el carácter participativo de los empresarios y el sector público en la toma de decisiones de relevancia para un sector económico, también tienen en cuenta al tercer sector, que aparece como un pilar fundamental. En este caso, el de Tandil y su ámbito tecnológico, la CEPIT (Cámara de Empresas del Polo Informático de Tandil) es una protagonista clave.

Cuando la comunicación es buena, y se comparten paradigmas, no hay lugar para la disputa o la desconfianza, al contrario, el esfuerzo es cooperativo y los resultados, a veces no al corto plazo, son sin embargo más sólidos y duraderos.  Esto último, es lo que ocurre con el polo informático de Tandil, donde el Municipio, las empresas, y la CEPIT convergen con autonomía, pero con sinergia común, para ir logrando objetivos y crecer. Desde el perspectiva del sector público, este escenario es promisorio.

FOMENTO DEL SECTOR

Encuadrada como una actividad económica no tradicional, la producción de software necesitó un tiempo para equiparar la atención que concentran otros ámbitos de la economía local. Una vez cumplida esa etapa, gracias a la elevada tasa de crecimiento del sector, se hizo necesario un acompañamiento desde el sector público, que llegó a través de la ordenanza Nº 11681/09. Esa normativa establece el “Programa Municipal de Fomento del Software y los Servicios Informáticos en el ámbito del Partido de Tandil”, que otorga a las firmas que cumplan con determinados requisitos la exención del pago de la Tasa Unificada de Actividades Económicas por un plazo no mayor a dos años.

El propio Pedro Espondaburu, secretario de Desarrollo Económico Local, destacó en el III Encuentro de Desarrollo Local y Urbanismo esta política local, que además brinda a los beneficiarios del régimen establecido un “acompañamiento institucional permanente para la  realización de gestiones ante organismos públicos y privados de orden provincial, nacional o internacional, ya sea para la obtención de créditos,  solicitud de garantías, para obtener apoyatura a proyectos de investigación y desarrollo e innovación,  para asistencias técnicas específicas, como para todas aquellas actividades consideradas prioritarias por la  persona física o jurídica de que se trate respecto de la evolución de su iniciativa”.

El estado local se pone así a la par de la empresas, buscando compartir esfuerzos y gestiones, fomentando nuevos emprendimientos y colaborando con la consolidación de los ya existentes.

La misma normativa arriba mencionada, establece que con el mismo fin de desarrollar este ámbito, “el Municipio de Tandil podrá recibir préstamos, subsidios, subvenciones, créditos, recursos de fideicomisos, donaciones u otras asignaciones que pudieran ser otorgadas por organismos públicos, privados, empresas u organizaciones no gubernamentales”. Esta última línea de acción cobra relevancia en el marco de la construcción del polo tecnológico, ya que la dimensión de la obra hace necesaria un aporte de magnitud difícil de afrontar por los actores locales.

“Cuando el intendente Lunghi se encuentra con el gobernador, y le presenta sus proyectos y carpetas para obras en Tandil, Daniel Scioli se siente atraído por el proyecto del Polo”, confió Pedro Espondaburu durante su disertación en el EDLyU. Las palabras del funcionario, sumadas a la necesidad de las firmas tecnológicas que crecen a un ritmo más acelerado que el resto de la economía, dejan la sensación que Tandil tendrá pronto su parque tecnológico, es decir, una sede para la empresas del polo que permita flexibilidad y expansión con estabilidad.

La idea comenzó a gestarse hace tiempo, y vio luz cuando el estado municipal compró y cedió a la CEPIT un terreno de 12 mil metros cuadrados. Luego promovió la realización de un concurso de ideas para ante proyecto de edificio, que culminó con amplia participación y trabajos sobresalientes. El proyecto ganador espera ahora el momento, y la solicitud formal de apoyo financiero al Gobernador de la provincia, va acompañada de un compromiso de aporte de fondos municipales. Mientras esto avanza, las empresas crecen, toman personal, y justifican, con sobrados argumentos los esfuerzos empeñados en gestionar apoyos para el sector.

A este fuerte compromiso con el sector tecnológico, la Secretaria de Desarrollo Económico Local lo sustenta con un conjunto de medidas que conforma una sólida política municipal, que dará resultados notables a mediano y largo plazo. Entre esas medida pueden mencionarse la realización de Tandiltec 2012, que en 2014 será bienal, una verdadera vidriera de la realidad tecnológica local; el impulso de las empresas biotecnológicas locales, a través de un marco adecuado; la Tienda Virtual para Microempresas, establecida como una plataforma de venta y crecimiento para emprendedores, y el programa Tandil Forma, destinado a facilitar la formación de los ciudadanos en diversas áreas temáticas, utilizando herramientas que permitan el aprendizaje en modalidad no presencial.

Con todo lo mencionado es más claro que la matriz del sistema económico local se encuentra en plena transformación, y sus protagonistas, alineados para compartir esfuerzos y éxitos.