Valentía y compromiso: alumnos de Santo Domingo premiados por proteger el patrimonio público

Néstor Muller, Francisco Gutierrez, Nora Polich, Nicolás Spotorno, y Nicolás Iölster. Los concejales felicitaron a los alumnos premiados.

El Concejo Deliberante entregó sus distinciones Eduardo Olivero, a Nicolás Spotorno, Francisco Gutiérrez, Tobías Donovan y Nicolás Iölster del Colegio Santo Domingo, que fueron reconocidos por su destacada actuación en la extinción de un incendio en el Monte calvario, icono religioso y patrimonial de Tandil.

Por decimotercer año consecutivo el Concejo Deliberante y el Instituto de Historia Aeronáutica y Espacial que lleva el nombre del insigne aviador entregaron las distinciones a los jóvenes que fueron postulados por vecinos de la ciudad, representantes de instituciones y medios de comunicación y que encarnan las virtudes que distinguieron al héroe del aire. La ceremonia se llevó a cabo en el Salón Blanco de la Municipalidad y fue encabezada por el intendente interino Juan Pablo Frolik y el vicepresidente a cargo de la presidencia del Concejo Deliberante, Néstor Müller. Además de representantes de las fuerzas vivas de la comunidad el recinto fue colmado por vecinos, familiares, amigos y docentes de los niños y jóvenes distinguidos.

Como es habitual desde su institución en 2001, los premios Olivero resaltan a jóvenes que durante el año hayan llevado a cabo acciones fuera de lo ordinario. De acuerdo al decreto que lo instituye, el premio se otorga “a jóvenes y grupos de jóvenes menores de 22 años, de ambos sexos, residentes en el Partido de Tandil, que por su labor diaria y/o sostenida en el tiempo, hayan sido protagonistas de hechos excepcionales que los distingan por su valentía, perseverancia, ejemplo de conducta y por su espíritu de sacrificio para hacer frente a la adversidad, por su trabajo solidario, su abnegación y entrega al prójimo”.

El Premio Eduardo Olivero se plasma en una medalla con la imagen del aeroplano que sobrevoló por primera vez esta ciudad el 14 de julio de 1914, tripulado por el reconocido aviador en cuyo honor se instituyó la distinción.

EL PREMIO PARA SEIS JÓVENES

Este año el Olivero fue compartido por seis jóvenes, en dos grupos. cuatro adolescentes fueron propuestos por haber desplegado acciones en salvaguarda del patrimonio natural, cultural y religioso de la ciudad. Se trata de Nicolás Spotorno, Francisco Gutiérrez, Tobías Donovan y Nicolás Iólster, alumnos de 5 º año del Colegio Santo Domingo en la Sierra, que en marzo pasado, en ocasión de encontrarse realizando tareas de limpieza en el marco de un programa de mantenimiento en el Monte Calvario, combatieron y evitaron que se extendiera un incendio desatado en cercanías de donde se encontraban, producto de las altas temperaturas y la sequía imperantes. El siniestro ocurrió a días de conmemorarse la Semana Santa, cuando el lugar, de alto valor religioso y patrimonial, es visitado por miles de peregrinos.

Los restantes dos jóvenes fueron Delfina Frolik y Martín Uranga Vega, quienes formaron equipo para ganar en 2012 la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología que los catapultó a la Feria Internacional realizada en los EE. UU. Allí se destacaron en la categoría “Ingeniería Civil y de la Construcción” por su invención; un ladrillo ultraliviano, económico y resistente fabricado con materiales de reciclado.

MENCIONES

Además de las distinciones se entregaron tres menciones. La primera a Melina Fernández Guzmán por su compromiso con los estudiantes del Instituto de Profesorado de Arte Nº 4 “Escultor Carlos Allende”.

La segunda a Carolina Emaldi, quien junto a sus compañeras de 4º B del turno mañana de la Escuela Nº 11 llevó adelante la iniciativa de recolectar tapas de bebidas gaseosas para colaborar con el Hospital de Niños. A pesar de que en algún momento sus compañeras desistieron en la tarea ella perseveró en la propuesta.

La mención restante fue recibida por Jorge Canale, un joven que a diario busca la superación personal a través del deporte. Desde sus inicios en 2006, en el Club Villa Aguirre, ha demostrado un gran espíritu deportivo, compromiso con la institución y valores de solidaridad y altruismo con sus pares, además de una conducta ejemplar.

 

Santo Domingo en la TEDx: exitoso debut del ciclo internacional en Tandil

Se realizó por primera vez en nuestra ciudad el más conocido ciclo de exposiciones del mundo. Unos 900 tandilenses colmaron las instalaciones del Centro Cultural Universitario. Santo Domingo Tandil estuvo presente.

María José, Eugenia y Laura, de Santo Domingo Tandil.

TEDx Tandil 2013 fue el primer TEDx que se realizó en nuestra ciudad. Desde hace unos meses, un grupo de tandilenses organizaba esta iniciativa, conocida en todo el mundo, y que por primera vez llegaba a nuestra ciudad. Oscar Nielsen, Martín Alewaerts, Federico Bricker, Julio Cicopiedi, Maximiliano Cortés, Fernando Errandosoro, Santiago Esmenotte, Juan Manuel Larrea y Gustavo Rech, lograron finalmente colmar no solo las instalaciones del Centro Cultural Universitario, sino las expectativas de quienes presenciaron las 11 charlas, y fueron parte de la experiencia TED.

Santo Domingo estuvo presente con su apoyo institucional a la iniciativa, y con la participación de docentes, alumnos, y directivos. En el gimnasio del CCU, además, un destacado stand fue uno de los puntos de encuentro y entretenimiento de la multitud que pasó por la TEDx.

EXPECTATIVAS COLMADAS

A las 12 del viernes, inicio de la acreditación, una cuadra y media de cola nutrida por cientos de personas, daba cuenta del interés y la pasión de muchos jóvenes locales por las ideas “que cambian al mundo”. Para muchos era incierto lo que iban a presenciar, y esa es una característica de los TED: cada disertante realiza la charla de su vida, en la expone algo más que una idea de trabajo.
Fueron oradores Ileana Lacabanne, Carlos Lanusse, “Negro” Gómez, Juan Pablo Villani, Santiago Lagier, Guillermo Chantada, Catalina Granel, Sebastián De Caro, José Araujo, Enrique Díaz y René Lavand, en el cierre.
En los tres cortes que hubo entre las 13.30 y las 21, los participantes rotaban de auditorios (las charlas se veían en vivo en el auditorio principal, o por transmisión en el salón de los espejos), y visitaban los stands institucionales ubicados en el gimnasio, donde empresas e instituciones que apoyaron la iniciativa buscaban entretener y potenciar las ideas de los participantes.
TEDxTandil se presentó por primera vez en la ciudad, con perfecta recepción de parte de los tandilenses, y la seguridad de repetir la experiencia en el 2014.

Una mirada integradora sobre la promoción del desarrollo

El ingeniero Peter Laharrague durante su disertación, en Santo Domingo.

El Instituto Acton Argentina realizó en Santo Domingo Tandil una charla para estudiantes secundarios, emprendedores locales, y referentes de ONGs. 


Alumnos de 5º y 6º año de la secundaria del Colegio Santo Domingo, emprendedores locales, y algunos referentes de ONGs de nuestra ciudad fueron parte de la charla realizada en Tandil por el Instituto Acton Argentina (IAA), una organización dedicada “a promover una sociedad libre y virtuosa, caracterizada por la vigencia de los derechos personales y la economía de mercado, en armonía con la Fe Católica”.

La disertación se realizó en el SUM principal de Santo Domingo, y la presentación de la iniciativa estuvo a cargo del ingeniero tandilense Juan Feeney, quien fue el encargado de sintetizar el espíritu del Programa Poverty Cure, y presentar al disertante, el ingeniero agrónomo Peter Laharrague, integrante del IAA. El expositor, un conocido profesional y empresario forestal de la región, introdujo dos capítulos de la serie Poverty Cure, el programa de difusión de ideas que buscan promover el desarrollo de una sociedad con libertad y oportunidades. Con ejemplos de casos internacionales, de proyectos exitosos y fracasos, se fue generando un ambiente de análisis, que Laharrague supo moderar y conducir con apreciaciones oportunas y enfocadas a generar soluciones creativas a los habituales problemas vinculados al crecimiento de comunidades y países, especialmente aquellos que se encuentran en vías de desarrollo.

La libertad fue tema central de la exposición, junto a la necesidad de generar iguales condiciones de acceso al mercado para toda la población, especialmente hacia aquellos que buscan generar un proyecto empresarial autónomo, desde condiciones de pobreza. Microfinanzas, respeto del estado de derecho, justicia para todos los sectores de la población, fueron otros de los ejes en los que incursionó el análisis.

ACTON Y SU APUESTA A UNA SOCIEDAD EQUILIBRADA  

Desde mediados del siglo XIX en adelante, la relación del magisterio pontificio con las ideas que promovían la libertad política, fue tensa, debido a la confusión conceptual y práctica entre cierto racionalismo antirreligioso, presente en algunos ámbitos intelectuales de la Revolución Francesa, con las genuinas ideas de libertad política y económica, basadas en la noción de derechos inalienables de la persona humana. En ese contexto, surge en la historia la visión del historiador inglés Lord John Acton (1834-1902). El Instituto Acton toma su nombre de este pensador, que alcanzó renombre por su famosa frase: “el poder tiende a corromper, y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Es en ese marco, que la misión del Instituto Acton se inspira en la relación entre la fe y la libertad. Lord Acton advirtió la necesidad de mantener los avances de una sociedad libre, en el marco de una fuerte ética cristiana y orientó su trabajo en esta dirección. En el siglo XX, pensadores como L. Sturzo y J. Maritain dedicaron todos sus esfuerzos a la misma clarificación conceptual. Afortunadamente, el Concilio Vaticano II, en declaraciones como Gaudium et spes y Dignitatis humanae puso en claro que una sociedad libre y virtuosa nada tiene de contradictorio con el Catolicismo, “pero aún queda mucho por hacer en otros ámbitos, como el tan delicado tema de la economía de mercado que ha tomado un especial giro con el magisterio social de Juan Pablo II y en particular con la encíclica Centesimus annus”, destacan desde el Instituto quienes pretenden hacer “una humilde colaboración para la causa de esa clarificación conceptual”.

Para cumplir con esta misión, realiza charlas, seminarios, conferencias y publica artículos en distintos ámbitos del pensamiento. “Somos una institución independiente aunque en interacción permanente con el Acton Institute de Estados Unidos y en particular con el Center of Economic Personalism que edita el Journal of Markets & Morality”, destacan desde el IAA.