Biotecnología: empresas locales recibirán financiamiento

El lunes 16 de diciembre se firmó un protocolo adicional al convenio marco de cooperación entre el Proyecto PNUD ARG/12/005 “Programa de Fortalecimiento de Sistemas Productivos Locales”, representado por su Director Nacional, el Subsecretario de Política y Gestión de la Pequeña y Mediana Empresa y del Desarrollo Regional (SEPyMEyDR – Ministerio de Industria de la Nación) Lic. Andrés Elgarrista y el Grupo Asociativo “Consorcio de Biotecnología de Tandil”.

De esta manera, las empresas locales recibirán financiamiento bajo la modalidad de aportes no reintegrables por un monto de 367.000 pesos para llevar adelante un proyecto de inversión orientado a la modernización productiva, que contempla la incorporación de equipamiento y la mejora de procesos internos de investigación y desarrollo, envasado de productos y control de calidad.

El proyecto también contempla el diseño de elementos para el desarrollo de una imagen corporativa conjunta y la definición de pautas de promoción de los productos a ser utilizados en ferias y misiones internacionales, además de la ejecución de adecuaciones y trámites para obtener las normas y certificaciones requeridas para acceder a nuevos mercados externos.

La Iniciativa comprende la adopción de un enfoque de desarrollo basado en la cooperación y en la consecución de apoyo del sector público, conformando una mesa local de biotecnología, promoviendo el crecimiento comercial de las empresas a través del desarrollo de nuevos mercados que incluyan destinos internacionales, y estimulando la ejecución de desarrollos conjuntos para capitalizar los conocimientos tecnológicos individuales de las firmas y racionalizar inversiones en equipamiento.

El Consorcio de Biotecnología de Tandil (Cobio) constituido a partir de una iniciativa de la Secretaría de Desarrollo Económico Local del Municipio, está conformado por cinco empresas basadas en el conocimiento con alto potencial de crecimiento: Biotécnicas Argentina S.A., Genética Pampeana S.A., Laboratorio Inbio-Highway, Apilab S.R.L. y Laboratorio Biológico de Tandil S.R.L.

Dichas firmas realizan aplicaciones de conocimientos y principios científicos provenientes de la biología, la bioquímica, la microbiología, la bioinformática, la biología molecular y la ingeniería genética, y utilizan organismos vivos para la obtención de diversos productos. Todas las empresas fueron fundadas y son actualmente dirigidas por profesionales e investigadores de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, y se caracterizan por el alto grado de innovación en sus productos y procesos.

El Secretario de Desarrollo Económico Local, Mg. Pedro Espondaburu consideró que “trascendente el trabajo conjunto realizado con las empresas de Biotecnología de Tandil, que a través de una notable tarea de formulación de proyecto del Lic. Raúl Moyano, pudieron obtener este apoyo financiero y plantearse hacia el futuro la consolidación del Consorcio COBIO”.

Cabe agregar que el grupo asociativo se encuentra formalmente incorporado al Programa para la Formación de Consorcios de Exportación de la Fundación Exportar y la Fundación ICBC (anteriormente Standard Bank), desde mayo de 2013 y al Programa de Fortalecimiento de Sistemas Productivos Locales (PNUD ARG/12/005 y SEPyMEyDR) a partir de julio del corriente año. En ambos casos, se llevan a cabo Planes de Trabajo anuales desde una perspectiva de complementación de las cadenas de valor productivas y comerciales, con la coordinación de la Lic. Sonia Dietrich, asistente técnica de la Oficina de Vinculación Internacional del Municipio de Tandil.

Se firmó el contrato para la realización del proyecto del Polo Informático

El intendente Miguel Lunghi y los responsables del estudio de arquitectura, que ganó el concurso de ideas, firmaron el contrato para la realización del proyecto de lo que será el Polo Informático de la ciudad. Del encuentro también participaron el Jefe de Gabinete, Marcos Nicolini, los Secretarios de Desarrollo Económico Local, Pedro Espondaburu, de Obras Públicas, Mario Civalleri, Legal y Técnico, Atilio Della Maggiora, el Subsecretario de Vinculación y Comunicación Institucional, Mauricio Acosta y autoridades de la Cámara de Empresas del Polo Informático.

El Municipio de Tandil adquirió a mediados de 2011, lotes ubicados en inmediaciones del Campus Universitario de la Unicén, para que allí se concentren más de 50 empresas vinculadas a la industria del software y que ya cuentan con unos 1.500 empleados.

Luego el Municipio junto a la Cámara de Empresas del Polo Informático y el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires, convocaron un concurso de ideas que determinó el anteproyecto ganador.

A partir de la firma del contrato, el estudio comenzará el desarrollo del proyecto definitivo que entregará a las autoridades antes del 1º de abril de 2014. El intendente Lunghi expresó “hoy es día muy importante para todos nosotros, ya que seguimos avanzado hacia la concreción del Polo Informático, algo por lo que hemos venido trabajando junto al sector privado”.

“Tenemos una ciudad con una gran diversidad productiva y económica, algo muy importante para mantener un desarrollo sostenido. En el último tiempo la industria del software ha crecido de una manera significativa, exportando sus productos y servicios a todo el mundo. Es un sector muy importante para la ciudad, porque significa más desarrollo económico y social, empleo y mejor calidad de vida. Hay que tener en cuenta que actualmente más de 50 empresas trabajando en la ciudad con más de 1.500 empleados”, resaltó.

El jefe comunal también remarcó que “ se busca consolidar un Tandil innovador, creativo y emprendedor, por eso desde el Municipio hacemos una fuerte apuesta por avanzar junto a las empresas y la Universidad hacia la construcción del nuevo Polo Informático. Con una articulación público – privada muy importante, algo que siempre hemos fomentado y que nos distingue de otras ciudades”.

El Secretario de Desarrollo Económico Local, Pedro Espondaburu, se expresó en coincidencia con su disertación realizada en Santo Domingo en el el pasado III Encuentro de Desarrollo Local y Urbanismo. “Oportunamente hicimos un concurso junto con el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires. En el se presentaron 54 proyectos y el comité de evaluación, en el que participó la Cámara de Empresas del Polo informático de Tandil, seleccionó un anteproyecto ganador. Lo que se está haciendo ahora es cumplir con la firma del contrato con el estudio que presentó ese anteproyecto ganador para hacer el proyecto definitivo que va a estar terminado en los primeros meses del año que viene”, destacó Espondaburu .

“Luego comenzaremos a trabajar en la búsqueda de financiamiento para la concreción de la obra. El intendente ya le ha manifestado, en más de una oportunidad, el tema al gobernador Scioli, que ha tomado un compromiso público. Más allá de eso no descartamos formas de financiamiento privadas, si hay desarrolladores de esa condición que estén interesados. Estamos trabajando en conjunto con la Cámara del Polo, porque cada uno tiene diferentes vinculaciones”, agregó.

Al ser consultado sobre la inversión necesaria, Espodaburu señaló “no hablamos de un monto especifico aún, cuando esté el proyecto final tendremos la confirmación, porque puede llegar a hacerse en etapas, que era una de las características de la convocatoria del concurso. De modo que llegado el momento hablaremos de ese tema”.

En cuanto al proyecto el arquitecto Carlos Costa explicó “estamos muy contentos porque es un proyecto que nos gusta mucho. Las bases eran muy claras, en donde estaba la posibilidad de resolverse en etapas. Nos resultó en principio muy sugerente el paisaje y a partir de eso nosotros buscamos desarrollar un edificio en el cual aparecían muchos patios, muchas situaciones en relación al paisaje, que en definitiva devienen en un lugar para que la gente trabajara con una muy buena calidad, que mucho más allá del confort, tenga un buen entorno del lugar para apreciar”.

“El proyecto es de 3.200 metros cubiertos, aproximadamente, con un funcionamiento con módulos de trabajo, que era una delas exigencias de la Cámara. En este sentido nosotros los plateamos para que puedan agruparse de a dos, tres, cuatro o cinco”.

A su turno Javier Pantaleón, vicepresidente de la Cámara de Empresas del Polo Informático, indicó “la expectativa con este proyecto es muy alta. De la mano del Municipio estamos dando un nuevo paso para la concreción de un lineamiento, que como Cámara, planteamos como esencial, que es tener un lugar apropiado para llevar adelante la actividad y poder nuclear a la comunidad informática”.

“Esto nos permite la asociación, el crecimiento y aumentar las posibilidades de desarrollo de una manera más eficiente. Es un sector que crece, actualmente hay más de 50 empresas, de las cuales 40 están nucleadas en la Cámara, con unos 1.500 empleados. Lo que pasa es que estamos como escondidos, algunos trabajan en locales y otros en casas. Esto nos trae algunas dificultades al momento de crecimiento o expansión y no tenemos las condiciones necesarias para poder exportar o garantizar un servicio 24 horas”, añadió.

Finalmente afirmó “este proyecto nos va a dar la posibilidad de un crecimiento más ordenado. Seguramente la emigración de las empresas va a ser de forma paulatina, pero nos va a dar una unidad, ya que trabajaremos todos con las mismas características edilicias, con la misma conectividad. Igualando a todas las empresas, más allá de sus diferencias”.