Un nuevo hábitat para el Poder Judicial de Tandil*

Tandil necesita un edificio dentro del cual funcionen todas las dependencias del Poder Judicial de la ciudad. Actualmente se presenta la problemática de que cada una de ellas se encuentra ubicada en diferentes viviendas en alquiler que no responden adecuadamente a la función que se realiza diariamente debido a que es muy difícil adaptar los espacios de una residencia familiar al uso especifico de un juzgado, tribunal o fiscalía. Estas actividades necesitan de circulaciones, superficies, privacidad y movimientos propios que son difíciles de lograr en una vivienda o dispensario adaptado para la actividad judicial como es el caso del edificio ubicado en Uriburu entre 9 de Julio y Alem.

Frente a esta problemática el objetivo del nuevo edificio es mejorar el aspecto funcional y organizativo de la institución, aportando con el mismo a uno de los objetivos de la ciudad de reducir el tránsito vehicular de la zona céntrica. Como principios rectores básicos para llevar a cabo este proyecto se planteo crear un espacio representativo, reorganizar las funciones, conservar las especies forestales existentes y promover las circulaciones diferenciadas.

ESTADO ACTUAL DEL SITIO

El nuevo edificio institucional se proyecta en la media manzana atípica de la ciudad de Tandil, ubicada entre las calles 9 de Julio, Uriburu Norte, Alem y Uriburu Sur, terreno cercano al Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas, el Hospital Municipal Ramón Santamarina y el Centro de Salud Mental. Se ubica en una zona semicentrica con rápida conexión hacia la zona central y en cercanía de vías principales de circulación. Actualmente la parcela posee una construcción que presenta problemas estructurales donde funciona parte del Poder Judicial y se encuentra afectado por la presencia de cuatro pinos de grandes dimensiones. Su ubicación se respetara y será clave para la implantación del nuevo edificio.

DESCRIPCIÓN

El proyecto, de una superficie total de 13500 m2, alberga las dependencias del Ministerio Público (Fiscalías, Defensorías, etc.) las dependencias de Corte (Tribunales, Juzgados, etc.) dependencias policiales (Alcaidía, Celdas, Pericias, etc.) y programas adicionales (Auditorio, Café, etc.).
Se organiza en tres bloques, por un lado el Ministerio Público y por el otro la Corte de Justicia con su respectivo Fuero Civil y Fuero Penal. Debido a que las administraciones de ambas se organizan de manera separada. Teniendo en cuenta que el Fuero Penal necesita de una circulación diferenciada para detenidos, se propone un núcleo vertical que conecte todas sus dependencias directamente desde la Alcaidía hacia la sala de audiencias. Estos tres bloques se vinculan entre sí a través de un hall central destinado al ingreso del público.
El edificio se dispone de esta manera con el objetivo de dejar planteado un crecimiento futuro, pudiendo ampliarse éste al doble de su superficie.

ETAPABILIDAD

La construcción del edificio se organiza en tres etapas.
En la primera etapa se construye el Fuero Civil y el Ministerio Público en todos sus niveles desde el subsuelo. Se modifica el funcionamiento del edificio existente trasladando el Juzgado Correccional hacia el espacio del Tribunal del Trabajo con el objetivo de demoler el ala sur y generar la superficie de terreno necesaria para el completamiento del nuevo edificio.

En la segunda etapa se procede al traslado de las dependencias del Fuero Civil y del Ministerio Público ubicadas en el edificio existente y las situadas en las viviendas alquiladas de la zona céntrica de la ciudad. De esta manera se liberan los espacios de la actual institución para trasladar parte de las dependencias del Fuero Penal y así disminuir los gastos en alquileres. Con el ala del Juzgado Correccional liberada se comienza con la construcción del Fuero Penal, la Alcaidía, el completamiento de cocheras, archivos y la construcción del hall central.

La obra finaliza en la tercera etapa con el traslado del resto de las dependencias al nuevo edificio y se demuele el resto del antiguo edificio reutilizando la última ampliación para la administración y el sector de informática. Se construye el estacionamiento exterior reservado para el personal administrativo de los tres fueros.

ASPECTOS CONSTRUCTIVOS

El edificio esta soportado en su mayoría por una estructura de hormigón armado. El auditorio se materializa en forma de losa casetonada de hormigón armado, lo que permite cubrir luces de alrededor de 10 metros sin apoyos intermedios y evitar vigas que resten altura al espacio interior. La cubierta del hall central se materializa con vigas reticuladas que por su forma no interfiera con la entrada de luz natural, cubierta con vidrio laminado, sobre la cual una estructura metálica funciona como parasoles que permiten la entrada de luz y protege la superficie transparente de los rayos solares. Con este mismo criterio de parasoles se resuelve el frente integral de vidrio.

CRECIMIENTO FUTURO

En un primer crecimiento se construye un bloque completo anexo al fuero penal que se utilizara, en principio por dependencias del Fuero Penal y del Fuero Civil. A medida que la demanda de espacio físico supere la superficie planteada en el primer crecimiento se pasara a la segunda etapa de ampliación.

En esta instancia se construye un nuevo bloque para el Fuero Civil quedando liberado el espacio del primer crecimiento para ocuparlo por completo con dependencias del Fuero Penal.

Una vez cubierta la superficie del terreno en su totalidad existe la posibilidad de que estos tres bloques crezcan en altura, quedando la estructura dimensionada para soportar mayores cargas.

* Arquitecto Manuel García Zangari
manuelgarciazangari@hotmail.com

En este artículo, el arquitecto Manuel García Zangari, uno de los disertantes del II Encuentro de Desarrollo Local y Urbanismo en Tandil organizado en 2012 por el Instituto Superior Santo Domingo de Guzmán, sintetiza su proyecto para que Tandil tenga una infraestructura adecuada para los organismos de Justicia.

Formación de jóvenes para el mundo tecnológico

Días atrás, se concretó el cierre formal del curso TESTAN 2013 en donde, durante 3 meses, un grupo de 20 jóvenes seleccionados bajo el programa de jóvenes profesionales de la Oficina de Empleo, recibieron una capacitación intensiva en testing.

La actividad, que comenzó a principios de octubre, fue organizada de manera conjunta por el Municipio, que aporto los fondos para hacer el curso, y la Cámara de Empresas del Polo Informático, que auspició y núcleo a las empresas, para que desde febrero incorporen a los chicos que se formaron. El Testing es la etapa más importante en el proceso utilizado por las empresas de IT en el desarrollo de productos de software en donde equipos de testers hacen el control de calidad del producto antes de que salga al usuario final.

En estos tres meses los jóvenes aprendieron los conceptos básicos del testing, que fueron complementados con la simulación de proyectos y realización de control de calidad sobre aplicaciones reales desarrolladas por empresas locales de IT.
Actualmente existe un gran déficit de profesionales en el mercado de IT y el área que hace control de calidad sobre los productos de software no escapa a eso.

Durante el cierre, los profesores y alumnos presentaron, a representantes de las empresas locales de IT, un resumen de lo aprendido y el resultado que se obtuvo sobre el testing de las aplicaciones con las que trabajaron.

Durante el mes de enero se van a evaluar a los candidatos y posteriormente comenzarán las entrevistas para que las empresas de IT locales consideren la contratación de los alumnos.

El Secretario de Desarrollo Económico Local, Pedro Espondaburu, mostró su satisfacción por los resultados obtenidos en la iniciativa y destacó “hemos podido articular esfuerzos y ofrecer una alternativa de formación para el trabajo para 20 jóvenes de Tandil, que tuvieron la posibilidad de incorporar conocimientos indispensables para integrarse al mundo del trabajo”.

“Esta fue la segunda experiencia con chicos seleccionados a través de la Oficina de Empleo del Municipio, muchos de los cuales aún no completaron sus estudios secundarios. Los chicos han hecho un buen trabajo y han aprovechado todo lo que le enseñaron los docentes, ahora ya están preparados para ocupar un lugar en los equipos de testeo de calidad en el desarrollo de programas en las empresas del sector que hay en la ciudad”, indicó.