El debate por el desarrollo urbano de Tandil: crece la polémica por los convenios urbanísticos

Un pedido de parcelamiento en tierras de la zona de Don Bosco desató fuertes crucen entre diversos sectores. La Asamblea por la Preservación de las Sierras pidió a través de un comunicado “que no convaliden el convenio urbanístico en discusión, que respeten la igualdad ante la ley y que arbitren todos los medios a su alcance para cuidar la naturaleza y la ciudad de todos, en el presente y hacia el futuro, con una planificación orientada por el interés general”. Concejales del FPV proponen realizar audiencias ante cada convenio urbanístico.

La Asamblea por la Defensa de la Sierras,redobló en estos días su presión en diferentes esferas públicas de la comunidad, para manifestar su “honda preocupación ante la posibilidad de que se lesione el interés general de la comunidad de Tandil con la aprobación de un nuevo convenio urbanístico”.

Desde la Asamblea, destacaron que los indicadores que piden los propietarios al Municipio “son muy superiores a los indicadores de áreas aledañas, sobre la Av. Don Bosco donde se admite uso residencial”. Esto significa, considerando una manzana de 16.000 metros cuadrados, que en el área aledaña están admitidos dos lotes con una construcción cada uno de hasta 1.080 m2 (total 2160 m2).(Las construcciones existentes son anteriores al POT) mientras que, lo que piden los propietarios de esta parcela que ni siquiera está habilitada para uso residencial “es que se les permita dividir cada manzana en 10 lotes y construir diez casas de hasta 750 m2”, explican desde la Asamblea.

Los preservacionistas destacan que se intenta de esta manera “transgredir lo dispuesto en el POT, cambiar el uso para habilitar el residencial y encima hacerlo con una carga superior al resto de parcelas sobre Av. Don Bosco: lo que significa multiplicar por 5 el número de lotes y por 3,5 los metros cuadrados construidos”.
Si el Concejo Deliberante aprueba este convenio, “¿Quién podrá impedir que las zonas aledañas hagan el pedido, aunque relativamente más modesto, pero igualmente nocivo para el equilibrio territorial, de cambiar y aumentar sus indicadores?”, se preguntan desde la Asamblea.

La presión por aumentar la densidad en una zona que según la planificación debe mantenerse baja, no sólo se expresa en el pedido de cambio de uso hacia el urbano y la multiplicación de las subdivisiones. “Deberíamos preguntarnos si los indicadores que permitirían construir 750 m2 en un terreno de 1500 m2 responden al interés de construir una casa o encubren la práctica de construir varias en PH”, destacaron en un comunicado.

EL PROBLEMA DE LOS SERVICIOS

La parcela en cuestión y la zona, no tiene ningún tipo de servicio de agua y/cloacas. “Sobran ejemplos muy recientes de zonas de antiguo desarrollo residencial reclamando justamente la provisión de servicios”, destacaron desde la Asamblea, y agregaron: “esto requiere grandes inversiones públicas que pagaremos todos, que redundan en aumentos aún mayores de impuestos y que de hacerse, serían prioritarias y mucho más eficientes en las áreas adecuadas para el desarrollo urbano”.

La falta de redes de servicios producirá un grave impacto ambiental “con la aún mayor que la actual gran proliferación de perforaciones y pozos para aguas servidas”. La ciudad tiene zonas provistas de servicios adonde se puede acompañar su desarrollo con equipamiento, espacios verdes, etc. y sin “convenios urbanísticos” como este.

El corredor de la Avenida Don Bosco necesita de manera urgente según los preservacionistas “un plan de manejo especifico para estudiar y recomendar a corto y largo plazo medidas concernientes a densidad de desarrollo, áreas verdes y las vías de comunicación apropiadas incluyendo trasporte público, entre otras”.
Respecto al ofrecimiento de parte del terreno en pago de la excepción a la norma, para la Asamblea “sería de todos modos cuestionable y un pésimo ejemplo ponerle precio al cumplimiento de la ley”.

“No es verdad que el municipio precise la firma de este convenio para garantizar el acceso público ya que se trata de una ladera serrana, existe un curso de agua, y está comprendida dentro del área declarada por ley paisaje protegido”, cuya ley general establece que las áreas así declaradas son de acceso público”, aseguraron.

Si se convalida este convenio, “proliferarán los pedidos de aumentar los indicadores y cambiar los usos en algunas áreas a cambio de otras”.
Según la asamblea, los propietarios pueden hacer uso de sus derechos, utilizando su terreno “de acuerdo a los usos permitidos o venderlo a quien quiera comprarlo para darle un uso permitido, como corresponde a cualquier ciudadano”.

Para este caso y para muchos otros, “cabe advertir a los concejales que son los verdaderos responsables de tomar las decisiones, que antes de levantar la mano para convalidar lo que llega negociado y escrito debieran advertir y cuestionar que la factibilidad técnica de los convenios urbanísticos y excepciones fue dictaminada por una comisión integrada mayoritariamente por funcionarios del ejecutivo y representantes de colegios profesionales involucrados en la construcción”.

EL FPV PROPONE AUDIENCIAS PÚBLICAS

En el marco de la polémica generada por el convenio solicitado por una familia para loetar un amplio predio en la zona de Don Bosco, concejales del FPV anunciaron que presentarán un proyecto para generar una instancia de debate público.

Ignacio Fosco, Fernando Rossi , Eduardo Ferrer, y Pablo Bossio, confirmaron que presentarán “un proyecto de ordenanza, en relación a los convenios urbanísticos. Proponemos que todo convenio urbanístico que se tenga que convalidar en el Concejo, previamente a su tratamiento en el recinto, sea sometido a una audiencia pública”.

“Las audiencias públicas son un instituto que fue creado por el PDT en el año 2007, que luego fue reglamentado y que fue establecido su procedimiento por ordenanza. Son mecanismos de participación ciudadana que ya están establecidos y nosotros pedimos que previo a la convalidación de un convenio urbanístico, se trate en audiencias públicas para que las organizaciones sociales, las distintas instituciones que quieran conocer el fondo de la cuestión, puedan tener una instancia de participación y de debate, de comentarios, sugerencias, aportes, etc. Queremos que eso se haga antes del tratamiento en el Concejo”, detallaron los concejales.

“Lo que proponemos es una modificación a la ordenanza que crea los convenios urbanísticos. Es un cambio en el procedimiento. Y si se aprueba esto, se tendrá que llamar a audiencia pública obligatoriamente. Hoy, el Municipio puede llamar a estas audiencias, aunque no es obligatorio. El PDT ya dice que puede convocar a una audiencia pública. Lo que queremos es que para este tipo de casos, ese llamado sea obligatorio”, amplió el titular del bloque opositor, quien anticipó que el proyecto será presentado en la próxima sesión ordinaria del Concejo Deliberante.

“Queremos que tome estado legislativo y pretendemos que antes de tratar la subdivisión en Don Bosco, tratemos este proyecto y esta modificación”, explicaron los ediles del kirchnerismo.

Que dice el POT

La parcela C1, Secc. E, Ch 170 que es objeto de discusión de un convenio urbanístico corresponde según el POT a una Zona Especial de Interés urbanístico y que esto significa según lo publicado por el municipio:

“Las Zonas Especiales de Interés Urbanístico, especificadas en el Capítulo II del presente Título, a excepción del Parque Industrial deberán cumplir con las siguientes determinaciones:
1. Las Zonas Especiales de Interés Urbanístico son aquellas donde están implantados o están previsto localizarse equipamientos de escala urbana y/o regional y que por sus características no son pasibles de ser encuadradas en el régimen normativo de regulación general.
2. Por esta razón Cualquier edificación, modificación del estado parcelario, localización de usos o cualquier otro tipo de urbanización, ampliación o reforma de la situación existente en las parcelas componentes de las Zonas deberán tener visación previa de la Autoridad de Aplicación.
3. De acuerdo a las características, la envergadura y el impacto urbano ambiental del emprendimiento o iniciativa a desarrollar en cada Zona Especial de Interés Urbanístico, la Autoridad de Aplicación determinará el procedimiento de actuación a seguir entre los siguientes:
4. Elaboración de un Plan Especial
5. Elaboración de un Plan Sectorial
6. Elaboración de un Plan Urbano de Detalle.
7. La elaboración y la aprobación de los Planes Especiales, de los Planes Sectoriales y de los Proyectos Urbanos de Detalle seguirán lo dispuesto en los Capítulos II y VII del Título 3 del P.D.T.
8. Los Planes Especiales, los Planes Sectoriales y/o los Proyectos Urbanos de Detalle que se elaboren deberán determinar con claridad el régimen de usos del suelo y los
parámetros urbanísticos reglamentarios correspondientes a la zona en cuestión.
9. De acuerdo a las características, la envergadura y el impacto urbano ambiental del
emprendimiento o iniciativa a desarrollar en cada Zona Especial de Interés Urbanístico, la Autoridad de Aplicación podrá exigir adicionalmente la elaboración de un Estudio de Impacto Ambiental, según lo dispuesto en el Capítulo VI del Título 3 del P.D.T.”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *